Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

Carrera de Cintas en Moto

Fiestas


Carrera de Cintas en Moto

  • More info about this Unique Festival in English
  • Plus d'informations au sujet de cette Fêtes insolites en français
  • Weitere Informationen über dieses Einzigartige Fest auf Deutsch

Fiesta de Singularidad Turística Provincial

Antes de visitar esta Fiesta Singular consulte la fecha con el Ayuntamiento o con la Oficina Municipal de Turismo de la localidad por si hubiera algún cambio de última hora

Fuente de Piedra, situado en la mitad occidental de la Comarca de Antequera, es especialmente conocido por su laguna salada que alberga la segunda mayor colonia reproductora de flamencos rosas de toda Europa.

El 25 de julio de cada año tiene lugar la Carrera de Cintas en Moto, una variante de la Carrera de Cintas a Caballo, inspirada en las «justas y torneos» medievales, que se celebra en septiembre.

La Carrera de Cintas en Moto ha forjado su propia personalidad. He aquí algunas características que la hacen singular. A diferencia de otras versiones, la de moto cuenta con dos miembros por máquina. Uno ocupado del manejo y conducción de la motocicleta, en tanto que el compañero que hace las veces de «paquete», pica en mano, se concentra en conseguir la cinta.

Los festejos y Feria y Fiestas Patronales se celebran de tiempo inmemorial en torno al 8 de septiembre, festividad de la Virgen de las Virtudes, patrona del municipio. En 1970, a propuesta de varios miembros de la Corporación Municipal se consultó a los vecinos la posibilidad de segregar las fiestas de feria de las patronales, trasladando aquellas a un mes climatológicamente más benigno. Tras su aprobación, ese año de 1970 se inician los festejos de Feria en torno al 25 de julio, festividad de Santiago Apóstol, fiesta hoy conocida como Feria de Julio, que incorpora en sus actos la tradicional Carrera de Cintas en Moto, encabezadas por la recién nombrada Reina de las Fiestas y su Corte de Honor.

El festejo se inicia con el desfile de las manolas que suben por la calle Ancha, hasta acomodarse en el llamado «palco de manolas», sobre cuyo pretil colocan sus mantillas, ofreciendo una imagen digna de ver por su belleza y colorido. Y son esas jóvenes manolas de 18 años las que bordarán las cintas de seda que, con motivos propios del lugar (laguna, flamenco, fuente, templo, etc.), pasarán a ser el codiciado objeto de los participantes de la carrera.

La cinta, de seda y tamaño aproximado a 150 cm de longitud y 5 de anchura, queda rematada en flecos en uno de sus extremos, siendo el punto de arranque por el que es enrollada en uno de los carretes que conforman la guirnalda volante, dejando ver solo el inicio de la misma, a la que se ha cosido la anilla que ha de ser ensartada por la pica del participante. Es una guirnalda a modo de palenque o tendedero que cruza el ancho de la calle, la que contiene unos veinte o veinticinco carretes en los que se han enrollado las cintas bordadas que, a la vista, presentan la anilla que ha de ser ensartada con la pica por el compañero del conductor de la motocicleta. Si consigue introducir la pica por el aro, la cinta va desenrollándose ante la presión, mostrando su colorido al quedar desplegada y ondear al aire, ofreciendo un vistoso espectáculo. El participante que más cintas consigue recibe el trofeo de manos de la Reina de las Fiestas, haciendo entrega del segundo y tercer premio las Damas de Honor, quedando el resto de los competidores orgullosos de haber participado en tan singular y notable espectáculo.

Una multitud –en las últimas carreras estimada en torno a los 3.000 espectadores-, compuesta por los propios villafontenses, vecinos de pueblos de la comarca y otros puntos de la geografía nacional animan el ambiente. Terminado el espectáculo regresan a su hogar con el inolvidable y grato recuerdo del colorido, la vitalidad de los participantes, la potencia y el ruido de las máquinas y el clamor de los espectadores. Y cada año, la última semana de julio, en la calle Ancha de Fuente de Piedra se dan cita, propios y foráneos para disfrutar de su carrera de cintas en moto.

Fuente de Piedra.
c/Ancha
Fiestas y ocio